Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog

 
(article El Pais, titre ASEREF)
Las primeras horas de la huelga se caracterizaron por problemas aislados y por la detención de 86 personas acusadas de haber producido daños, desórdenes y atentado contra agentes de la autoridad, según informó el Ministerio del Interior. La policía cargó en varias ocasiones en diversos puntos del país y en ellos, en Tarragona, resultó herido un menor de 13 años.
El número de detenidos es sensiblemente inferior a los 138 de la última huelga general, celebrada el 29 de marzo. Solo en Madrid se registraron 36 detenidos hasta el mediodía, a los que se sumaron otros 14 por parte de los Mossos d’Esquadra (policía autonómica) en Cataluña.
El primer detenido de toda España se produjo nada más iniciada la huelga en el aeropuerto de Madrid-Barajas, cuando el integrante de un piquete intentó forzar el cierre de un McDonald en la T-4. Después los incidentes se repitieron de manera aislada en otros puntos. En Zaragoza fueron arrestadas a las 02.50 dos personas cuando sellaban con masilla las instalaciones de tres bancos y un comercio. Un incidente similar ocurrió en Ferrol (A Coruña) cuando dos personas quemaron un cajero automático de una sucursal de Novacaixa Galicia.
Los principales problemas se dieron en los medios de transporte, en los que muchos huelguistas intentaron que no salieran los autobuses ni los metros que cumplían los servicios mínimos. En Madrid, los mayores incidentes se produjeron en las cocheras de los autobuses municipales de Fuencarral, tras los que hubo dos detenidos, acusados de resistencia a la autoridad.
Otro arresto se produjo en la A-66, la vía que une las localidades asturianas de Ujo y Mieres, cuando un grupo de manifestantes cortó la carretera con la quema de neumáticos. Desde una zona elevada comenzaron a lanzar piedras y artefactos pirotécnicos. Uno de estos entró en el furgón policial y provocó aturdimiento e inhalación de humo en dos guardias civiles que estaban dentro. Posteriormente, los agentes detuvieron a uno de los supuestos participantes en la revuelta.
Los altercados en Gijón se saldaron con cuatro huelguistas detenidos y siete policías municipales heridos de carácter leve en un enfrentamiento producido en la avenida de la Costa y la plaza de Europa, en los que se volcaron contenedores y hubo destrozos en el mobiliario urbano.
Dos personas —un hombre y una mujer— fueron detenidas en Vallecas acusadas de llevar material para hacer dos artefactos explosivos. Se les incautaron dos botellas de líquido inflamable, otras dos de gas, clavos, tornillos y un petardo, según informó una portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Madrid. Fueron trasladadas a la Brigada Provincial de Información y anoche estaban a la espera de ser interrogados.
La apertura de los grandes centros comerciales también fue motivo de enfrentamiento entre huelguistas y policía. En Tarragona, un menor resultó herido y tres jóvenes —dos chicos y una chica— fueron imputados por los Mossos d’Esquadra después de que agentes cargaran a mediodía contra un piquete de unas 200 personas que pretendía que cerrara El Corte Inglés. Los antidisturbios de los Mossos cargaron contra los concentrados, en su mayoría jóvenes encapuchados que habían cruzado contenedores por el camino. Hubo lanzamiento de planchas metálicas y vidrios.
En Madrid, los principales altercados se vivieron en la Gran Vía, en la calle de Preciados y en la Puerta del Sol a las diez de la mañana. La policía intervino con cargas cuando algunos piquetes quisieron impedir que algunos comercios iniciaran su actividad habitual. Los agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP, antidisturbios) la emprendieron a porrazos para que los sindicalistas y estudiantes concentrados no cortaran la circulación. Los momentos con mayor tensión ocurrieron alrededor de las dos de la tarde en la plaza de Cibeles, cuando se produjeron diversos enfrentamientos. Se registraron 15 heridos, de los que seis eran policías. Todos recibieron el alta en el lugar.
Los paros también tuvieron su incidencia en la justicia. La sesión prevista para ayer por el juicio del Prestige en la Audiencia Provincial de A Coruña tuvo que suspenderse ante la ausencia de una cuarta parte de los casi 60 abogados personados en la causa. El presidente de la sala, Juan Luis Pla, anunció que la vista se reanudaría hoy.

Partager cet article

Repost 0